Enhorabuena. Tu empresa ya hace Branding

Amigo, amiga, tu que llevas a cargo de tu organización y empresa mucho tiempo o acabas de recoger el testigo familiar, estás de enhorabuena. Tu empresa ya hace branding, tu empresa ya tiene una marca. ¿Tienes una pequeña tienda de alimentación? Pues tienes una marca. ¿Vendes queso a domicilio? Tienes una marca. Y así, con cada uno de los negocios que podáis pensar.

Hasta aquí, todo parece perfecto, pero… ¿Sabías realmente que estabas haciendo branding? ¿Está esa gestión siendo eficaz? ¿Se está construyendo la marca que queremos? Si tu negocio utiliza adecuadamente el branding y la gestión inteligente y creativa de tu marca, vas por el camino adecuado al éxito, si no… estás dejando a la aventura la prosperidad de tu negocio.

Hoy en día es fundamental que una marca haga uso del branding para diferenciarse del resto.

En el mercado actual, una marca vacía, aquella que no logra conectar con el cliente y satisfacer sus necesidades, no tiene futuro. Hoy en día no es suficiente con subir la persiana de un negocio y esperar a que lleguen los resultados. La marca y el producto tienen que ser capaces de atraer a la audiencia y diferenciarse del resto de la competencia con una imagen propia, personal y distintiva. Este es el primer paso en el que nuestra agencia de branding puede ayudar a tu empresa para conectar con tu público objetivo y ofrecerle una experiencia satisfactoria.

La estrategia de marca no es diseño.

Antes de seguir te contaré una curiosidad. La palabra estrategia viene del griego “stratos” (ejército) y “agein” (conductor, guía) y, en conjunto, significa “el arte de dirigir”. En su uso primitivo, el término tenía un sentido militar, en relación a las operaciones llevadas a cabo en la batalla.

La estrategia de marca define la personalidad, cultura y comportamiento de tu negocio; sin importar como de pequeña o grande sea, puesto que, la marca es el principal activo del negocio.

¿A quién nos dirigimos? ¿En qué somos diferentes? ¿Por qué debemos importar a alguien? ¿Cuál es nuestro propósito? Estas son algunas de las preguntas que debemos hacernos antes de crear o reorganizar un negocio, ya que, el trabajo de branding nace antes que la propia empresa, siendo el corazón de esta.

Tu marca necesita una personalidad propia.

Cada vez más, los consumidores tienen unas necesidades concretas y buscan en las marcas una respuesta para satisfacerlas. Son numerosos los mensajes comerciales que constantemente perciben, por lo que lograr atraerlos resulta cada día más difícil.

¿Sabías que diariamente recibimos 5.000 impactos de marcas? ¿Sabías que solo retenemos un 0,2% de estas marcas? ¿Qué nos hace retener unas y no otras? Pues es sencillo, aquellas que nos ayudan en nuestra vida, nos hace ser mejores y simplifican nuestro día a día, son las que interiorizamos.

Llamar la atención del consumidor de manera diferencial es clave para alcanzar el éxito. Una consultora de marcas como la nuestra, te ayudará a lograrlo. Y no hablamos solo de diferenciarte de tu competencia, sino que, hoy en día, es imprescindible desmarcarse de los competidores y ser únicos para los consumidores: la esencia de tu marca tiene que interactuar con el cliente y ofrecerle todo un mundo de experiencias que la identifican y hacen deseable, logrando que su experiencia de compra sea plenamente satisfactoria. No es suficiente con vender un producto. Tienes que conseguir que el cliente se identifique con la marca para lograr su fidelidad y, para ello, es imprescindible crear y desarrollar la imagen corporativa cada día.
En Apolo Estudio Creativo, como consultora de marcas, utilizamos el brandig como metodología imprescindible para la gestión e implantación de la imagen de tu marca.

Deja tu comentario

Your email address will not be published.