Concepto

Y además POLLO.

En el trabajo de Branding de Chekkyn si hay algo importante es la experiencia, por eso mismo, ensalzamos todos los valores que acompañan a la marca. Chekkyn crea un mundo mágico para hacerte disfrutar, para que sientas curiosidad, para que ignores toda lógica y te dejes llevar por ese fantástico universo. Color, diversión, amistad, ilusión, sueño… se dan la mano para ofrecerte este inmenso mundo, esta experiencia única, que “además” también te ofrece un pollo frito riquísimo. Vendrás a Chekkyn por todo el universo que te ofrece, te quedarás por el buen ambiente… y además comerás pollo.

Comunicación

#HazChekkyn

Chekkyn tiene un lenguaje propio que su vez es entendible por todos. Un tono de voz a caballo entre la amabilidad y la diversión, que no pierde el respeto y que ofrece una comunicación única para su audiencia. “Hacer Chekkyn” trasciende al simple hecho de comer pollo frito e invita a participar de todo su universo. En ejemplo más claro de todo esto lo tenemos en su natural comunión con toda la temática del cine. Aquí la comunicación se deja llevar integrando de una forma muy desenfada el amor por el cine y el amor por el pollo frito. Este hermanamiento surge de forma natural pues el cine también expresa toda esa ilusión de un mundo mágico y único que tan bien casa con la marca Chekkyn. Por todo eso y mucho más, “hacer Chekkyn” es muchísimo más que simplemente comer pollo frito.

Chekkyn también tiene un puntito irreverente y llamativo. Es un punky moderno, algo que queda reflejado en su logotipo a través de esa “e” roja y con cresta.

Producto

El pollo frito Chekkyn es una delicia amada por todo el mundo. ¿Qué lo diferencia del resto de establecimientos de pollo frito? Su receta casera. ¿Qué lo hace especial y único? Qué cuando vas a comer a Chekkyn, disfrutas de toda la experiencia que te ofrece… y además pollo.

Brand Content

poster-grey
poster-starwars
poster-contramuslo
poster-rings
poster-batman-lego
poster-san-valentin-amor
poster-san-valentin-alone